la caja mágica

Una cámara estenopeica es probablemente la forma más sencilla de concebir una cámara fotográfica y tomar fotografías. Construir una es muy sencillo y resulta tan artesanal que existen incluso fotógrafos de renombre que se han dedicado al perfeccionamiento y a la experimentación con estas cámaras para obtener imágenes muy bellas, creando incluso un estilo propio que sólo puede obtenerse mediante estas cámaras tan sencillas.

El funcionamiento de una estenopeica se basa en las propiedades más elementales de la luz: una caja sellada completamente a la luz excepto en un pequeño orificio (estenopo).

Los rayos de luz que se reflejan en la escena penetran en la caja a través del minúsculo orificio, y chocan con la pared interna opuesta, formando una imagen invertida. En esa pared se dispone el material sensible a la luz que quedará impregnado formando la fotografía. 

1

        Objetivos

  • Comprender las propiedades más elementales de la luz a través del origen de la fotografía.

  • Conocer los principios ópticos de la fotografía y sus elementos técnicos.

  • Extraer las características técnicas de una fotografía a partir de la observación respecto al encuadre, el enfoque, la luz y el tiempo de exposición.

  • Trabajar con diferentes tiempos de exposición para obtener diversos efectos estéticos

    Materiales

  • Una caja

  • Pintura negra mate

  • Cinta aislante negra

  • Papel de aluminio o tapa de yogurt metálica

  • Alfiler

  • Tijeras

  • Papel fotográfico

  • Líquidos para revelado

¿Cómo se construye?

Buscaremos una caja. Esta será la elección más importante, pues nos interesará una caja de unas dimensiones concretas si tenemos pensado fotografiar con una distancia focal específica: A menos distancia entre el estenopo y el material sensible, obtendremos un ángulo de visión más amplio y distorsionado. De igual modo, deberá haber espacio suficiente en la cara interna opuesta al estenopo para ubicar el material sensible del tamaño que hayamos pensado.

Los haces de luz que entrarán por el estenopo impactarán también en las demás paredes interiores de la caja, además de sobre el material sensible. Esos haces pueden reflejarse en su interior y terminar cayendo en el material, lo que empeoraría la calidad de nuestra fotografía. Debido a esto, es necesario pintar el interior de la caja con pintura negra mate para minimizar estos reflejos.

El siguiente paso será asegurarnos de que la caja queda completamente sellada a la luz, prestando especial atención a las esquinas, y forrando con cinta aislante de color negro allí donde pudiera entrar la luz. La tapa de la caja nos servirá para introducir y sacar el material sensible, por lo que sólo la sellaremos al final, cuando hayamos cargado la cámara y vayamos a realizar la fotografía.

La construcción del estenopo es la parte más complicada del proceso, pues debe ser un agujero muy pequeño y lo más circular y perfecto posible. Una buena técnica es utilizar papel de aluminio, puede servirnos una tapa de yogurt metálica. Lo haremos del siguiente modo:

  • Recortamos un recuadro en la caja, allí donde queramos ubicar el estenopo, de aproximadamente 2×2 centímetros.

  • Recortamos un papel de plata de 4×4 centímetros.

  • Lo ubicamos encima del agujero que hicimos en la caja con la parte más mate hacia dentro. Utilizando cuatro tiras de cinta aislante negra lo fijamos en la caja de modo que quede tenso y sin holgura, con lo que dejamos la caja totalmente sellada a la luz.

  • Con un alfiler muy fino pinchamos en el centro del papel de aluminio para hacer un agujero lo más pequeño y perfecto posible.

  • Una tira de cinta aislante negra cerrará el paso de la luz por el agujero. Lo abriremos cuando tengamos colocada la cámara para realizar la fotografía.

¿Hacemos una fotografía?

Antes de nada tendremos que hacernos con el material fotosensible. Utilizaremos papel fotográfico en blanco y negro para obtener, después de un revelado muy sencillo, nuestra fotografía en papel, aunque, eso sí, en negativo.

Podemos manejar con comodidad el papel fotográfico porque es insensible por completo a la luz roja, lo que nos facilitará cargar la cámara con el material sensible antes de hacer la foto. Bajo la luz roja abriremos nuestra cámara estopeica y colocaremos el papel fotográfico en la cara interna opuesta al estenopo. Es bueno asegurar el papel con cinta adhesiva. Cerraremos la caja y la sellaremos con cinta aislante para evitar que la luz entre por ahí.

A la hora de realizar una fotografía deberemos controlar el tiempo de exposición a la luz. Para no complicarnos lo mejor es aprendernos el tiempo de exposición de nuestra cámara haciendo pruebas.

Haremos la fotografía colocando la cámara frente al sujeto que vayamos a fotografiar, de modo que permanezca inmóvil, abriremos el orificio y la exposición a la luz comenzará. Al terminar taparemos el estenopo y ya tendremos el papel fotográfico impregnado con la fotografía.

Para terminar sólo falta revelar el papel fotográfico expuesto con la cámara estenopeica. Obtendremos un negativo, por contacto del papel conseguiremos el positivo.

                                       Negativo de una fotografía estenopeica                Positivo de una fotografía estenopeica

Rebeca Martínez Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s