estereoscópica 2

Hoy vamos a ver cómo engañar a nuestro cerebro para ver en relieve la síntesis de dos imágenes planas. El asunto consiste en obtener dos imágenes algo distintas (la que veríamos con cada ojo), colocarlas juntas y hacer que cada uno de nuestros ojos vea únicamente la que tiene que ver, y no la otra.

El procedimiento consiste en fotografiar dos veces el objeto o paisaje que nos interese, desplazando ligeramente la cámara fotográfica. La distancia que separa ambas imágenes se llama “base”. La base puede ser de unos pocos centímetros si el objeto está a pocos metros de nosotros, o de varios metros si se trata de paisajes más o menos lejanos. Es tanto mayor cuanto más alejado esté el tema fotografiado. Las fotografías aéreas, por ejemplo,  se toman desde aviones en vuelo consecutivamente y sus centros están separados varios centenares de metros. Las vistas estereoscópicas que se hacían hace cien años se tomaban con una cámara fotográfica de dos objetivos separados unos cinco centímetros uno del otro. En cualquiera de los dos casos se obtienen dos fotografías que juntas forman lo que se llama un “par estereoscópico”. Estos pares se caracterizan porque una porción importante de cada una de las fotos es común a la otra, es decir, se pueden superponer en gran medida, como se ve en la figura:

Las dos fotografías se hacen desde 1 y 2 respectivamente, siendo sus ejes ópticos paralelos de manera que la parte señalada con una S aparece en las dos imágenes: es la que se puede ver en relieve por medio de un estereoscopio.

Estereoscópica 2

Las gafas de visión estereoscópica, que tanto éxito tuvieron en el pasado, no son otra cosa que dos pequeñas lupas que permiten a cada ojo ver la imagen que le corresponde, y no la otra. Se llaman también estereoscopios y pueden encontrarse en el mercado, aunque, por tener lentes y una montura más o menos sólida, no son baratas.

Para usarlas hay que colocarlas como se ve en la imagen, de manera que debajo del ojo derecho se encuentre la foto derecha y debajo del izquierdo, la izquierda. Las lentes lograrán que cada ojo vea solamente la foto que le corresponde y nuestro cerebro hará el resto.

Estereoscópica 2

En la siguiente entrada veremos cómo hacer lo mismo pero utilizando unas gafas anaglíficas que podemos construirnos nosotros mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s